Sólo hay uno, atrévete a disfrutarlo: Delamain

Hay muchas marcas de Cognac pero sólo hay un Delamain. Pocos productos tienen tanta personalidad como el Cognac de Jarnac Pale&Dry de la Maison Delamain.

La etiqueta, toda una declaración de intenciones de la Maison, descubre donde se encuentra la misma.

La etiqueta, toda una declaración de intenciones de la Maison, descubre donde se encuentra la misma.

Lo primero que siempre me ha llamado la atención es su color, tan claro, tan inocente y colegial… Ingenuo! Es el color de un auténtico Connoisseur. Esa tonalidad tan clara es fruto de una esmerada crianza en botas de roble viejo que sólo a lo largo de mucho años le va dando su particular color y por supuesto sabor. No hay aditivos, ni maderas nuevas, ni nada que pueda alterar ese carácter tan «Dry».

Sigamos con su aroma, que está en consonancia con esa palidez visual, es decir, lleno de secretos y sutilezas.Por un lado notas tremendamente jóvenes y florales (jazmín, miel…) y por otro la edad, vainilla, cedro, tabaco…

Lo único que podemos hacer para complementar este trabajo de orfebre y artesano que es un Delamain, es disfrutar de un habano que le acompañe en consonancia: un Saint Luis Rey Tesoros. Una edición limitada para España que reúne ese baúl de sutilezas dignas de su amigo ambarino.

Comments are closed.