Recuerdos del Trópico

Todavía recuerdo con nostalgia mi primer viaje a Cuba, a la Isla Grande, como la llamaban los «buceadoles» de Cayo Largo. Recuerdo el descubrimiento del ron Patricruzado con el que hacíamos la descompresión después de cada inmersión. Y recuerdo a Martín, el cubano por excelencia, simpático, aficionado al boxeo y a la salsa, culto y orgulloso, pero sobre todo vividor,  buen vividor en el mejor sentido de la palabra. Con esa capacidad natural para disfrutar de las cosas. Ya fuesen grandes o pequeñas, caras o baratas, hiciese buen o mal tiempo. Bueno pues fue ese Martín, quién si no, el que me introdujo en el etéreo mundo del habano. Y fue mi primer cigarro, ni más ni menos, que una mareva de Porlarrañaga.

images-Por_Larrañaga_Petit_Coronas_cigar_orig

Han pasado los años y las vitolas, pero el sabor floral, dulce y a… puro tabaco de Vuelta Abajo de aquel cigarro no se me olvidará jamás.

FullSizeRender

Hoy estamos de enhorabuena porque llega a España, un Hermosos Nº4 de Porlarrañaga, con más cintura que mi recuerdo primerizo, un color más «colorado» y un sabor más amargo pero con la misma plenitud sensitiva que aquella mareva que me tendió Martín hace ya… demasiados años!