¡No es oro todo lo que reluce!

Tenía muchas ganas de probar ese Hermoso Nº4 de Hoyo de Monterrey Añejado.

El Epicue siempre ha sido un cigarro de mi gusto, aunque debido a su calibre y la falta de rigor cubana muchas veces me las he tenido que ver con alguno que no acababa de tirar como es debido. Ahora con sus cuatro años de añejamiento viene este Hermos Nº4 que desde mi punto de vista se queda un poco deslucido, el aroma tan característico se pierde un poco, pero donde flaquea sin piedad es en el sabor. La tierra cubana queda desdibujada entre bocanada y bocanada, y el sabor a Tabaco… pues también.

Desde que salió la línea de añejados he de reconocer que la pirámide Romeo y Julieta ha sido mi claro favorito.

Habrá que esperar al Bolivar que según creo está en camino.

Comments are closed.