Dr.No o porqué no hay que tomar el Dry Martini shaken!

No hace falta trabajar al servicio de su majestad para darse cuenta que un Dry Martini «shaken» es una auténtica chapuza.

¿Has hecho la prueba?

Al mezclar todos los ingredientes en la cóctelera y agitar, los líquidos elementos y el hielo se entremezclan sacando a relucir toda la textura grasa del alcohol y la espuma del hielo muy batido. El resultado es un líquido turbio que nada tiene que ver con el impoluto Dry Martini «stirred».

Filigrana de limón, vodka, ginebra y quina Lillet; todo un Vesper Martini.
Filigrana de limón, vodka, ginebra y quina Lillet; todo un Vesper Martini.

A ver si James Bond recuerda que su doble cero significa licencia para matar no para morir, y deja a un lado su petulante discurso con las recetas del Dry Martini. Aunque hay que reconocer que el vesper martini con quina Lillet es un grana hallazgo para las noches de largas emociones.