Confieso que he bebido

 

Desde que el Conde Camilo Negroni me adiestro en el arte de la cocktelería han pasado muchos años, y muchos tragos.

Todavía recuerdo mi Florencia natal, aquellos sorbos sistemáticos y regulares que sólo se vieron alterados al entrar en liza, la ginebra. Y pasar del monolítico Campari con Vermú, al celestial Negroni.

Negroni

1/3 de ginebra Plymouth

1/3 de Campari

1/3 de Vermú rojo

Se meten en el vaso mezclador y se les dan las vueltas de rigor hasta que cogen temperatura, se escurre y sirve en vasp old fashion.

Añadimos un twist de naranja y nos disponemos a tomarlo solo o acompañado. Por ejemplo de Uma Thurman.

Comments are closed.