Cada fumador debe hacerlo acorde con su fisonomía.

Con este criterio, un fumador con la cara redonda no debería fumar cigarros finos y largos y viceversa. Esto es uno de los mitos del mundo del habano que nos comenta Kees Van Dongen.

También hay quien dice que los cigarros gruesos arden más lentamente y tienden a ofrecer un sabor más suave, aunque como hemos comentado anteriormente la fortaleza depende del uso de la hoja de ligero, hecho por el cual los cigarros más finos deberían ser más suaves ya que no usan ese tipo de hoja para que ardan mejor.

En fin mitos del cigarro a parte y como diría Zino Davidoff el mejor cigarro es el que se está fumando en este momento ya sea fino o grueso.

Añejados de Romeo y Julieta

Añejados de Romeo y Julieta

Y en este momento nos estamos fumando un Añejado Pirámide de Romeo y Julieta, sin duda ¡el mejor!

Comments are closed.