Errol Flynn, toda una declaración de intenciones.

Balalaika
Balalaika

 

Muchas veces nos planteamos vivir la vida con plena intensidad, como si fuera la última (que no la única), como si no hubiese un mañana… si hay alguien que lo consiguió hasta la última esencia ese fue Errol Flynn.

Errol Flynn alcohol en estado puro!
Errol Flynn alcohol en estado puro!

En el último capítulo de sus memorias cita, «…como un glotón comiéndome el mundo, y no creo que sea egolatría sugerir que pocos de los que han vivido en este siglo han tragado más mundo que yo. En el mar, en su fondo, en el aire, en todas las partes de casi todas las tierras, yo no he ido en busca de fama o fortuna, sino de la reivindicación del acto de vivir».

Con estos mimbres, ¿Qué le podría gustar beber a semejante individuo y en cantidades ingentes?

Parece ser que el 1.vodka fue su gran aliado hasta la muerte, como certificó el médico que le hizo la autopsia y que reconocía incrédulo «No me explico como un hombre con el hígado en ese estado puede haber durado tanto».

En honor a su fama, bien merecida por cierto, de marinero aguerrido que necesita el 2.limón para prevenir el escorbuto. Y a su fama todavía más merecida de mujeriego, cuya única baja en su pletórica hoja de servicios fue Olivia de Havilland, nombramos el tercer ingrediente de su cóctel favorito: Cointreau.

En su honor publicamos esta receta:

Se toma el vaso mezclador, se exprime el zumo de una lima, se le añade la misma cantidad de triple seco (Cointreau), y se escurre con generosidad otra tercera parte de vodka. Se sirve en vaso de cóctel con o sin filigrana de de sal. Disfrute de su  Balalaika y deje a Errol complacido.

Salud!, mientras dure!

e